¿Cuándo acudir a abogados de lesiones personales?

Se puede afirmar que una persona ha sufrido una lesión personal cuando presenta una lesión física o mental ocasionada por cualquier tipo de accidente que involucre a un empleador, a otra persona o agencia del gobierno. En estos casos, la ley le otorga el derecho a la víctima de reclamar una compensación.

Conseguir atención médica inmediata siempre será la primera medida que debe tomar una persona lesionada. Además de eso, especialmente en situaciones como las que describimos a continuación, puede ser conveniente contar con los servicios de abogados de lesiones personales en Andover MA:

1. El costo de sus facturas es elevado.

Este es uno de los aspectos que más angustian al lesionado y su familia y que necesita de acompañamiento legal. Especialmente sí la situación de salud es de gravedad y requiere de tratamiento médico especializado y continuo, sí existen daños importantes a la propiedad de terceros que deben ser cubiertos o costos por servicios funerarios en caso de muerte.

2. Tiene evidencia que demuestra la responsabilidad de un tercero.

Por lo general, la responsabilidad de otra persona o empresa se fundamenta en su conducta negligente por no tomar previsiones, corregir algún problema, o no tener el cuidado suficiente para evitar que otro resulte lastimado. Un abogado con experiencia en lesiones personales le dirá sí tiene evidencias sólidas para presentar una demanda.

3. Ha perdido ingresos laborales o su empleo por no poder trabajar.

Sí la lesión personal le impide trabajar y en consecuencia ha perdido ingresos, su salario, tiempo laboral o el empleo, el consejo de un abogado de lesiones personales es muy útil para solicitar beneficios que compensen los salarios perdidos.

4. Recibió una respuesta negativa.

Cuando se sufren lesiones personales graves lo recomendable, antes de iniciar cualquier reclamo, es consultar a un abogado especializado que le ayude en el reclamo de una indemnización. Por ejemplo, restarle valor a la gravedad de las lesiones para negarse a compensar los gastos es una práctica frecuente de las compañías aseguradoras o también puede ocurrir que un trabajador lastimado no reciba la ayuda de su empleador.

Be the first to like.

Share!
    Shares
    Share This